Inicio  |  Reflexión Alicia Verón  | Catequesis sobre Jericó  |  Sitio Radio María BIENVENIDO JERICO :: WEB ..



Intenciones Actuales
Roberto
22/09/2017
Pido oración por todos los jericosos y por la parroquia de mina Clavero para que no haiga tanta divisionismo y tanto querer imponer y más unidad
Roberto
22/09/2017
PIDO oración por la beatificación de la madre Catalina y la intersección de ella por salud física de América Fabiana Abregu y su hija María Florencia.
Roberto
22/09/2017
PIDO oración por mi familia y por la misión en Octubre de radio María bendiciones
Roberto
22/09/2017
PIDO oración por la Asunción de Hugo Ricardo Araya nuevo Obispo de diócesis Cruz del Eje
Roberto
22/09/2017
Pido oración por todos los matrimonios que están cumpliendo aniversario de casados en este mes de setiembre
Roberto
22/09/2017
Pido oración por el descanso del señor Soteras y por consuelo de la flia Soteras.
Roberto
22/09/2017
PIDO oración por México
Luis
22/09/2017
para que por intercesion de San Jose pueda cobrar el seguro de siniestro
María Isabel
21/09/2017
Maria Isabel pide oracion por los enfermos, por la cirugia deCristina, Salud de Maria Sol y Lili y Cristal . Buen viaje de Miguel Angel . Por todas las intenciones de nuestro corazon
María Isabel
21/09/2017
Maria Isabel pide oracion por el mundo, por el pueblo de Mejico .

Por la union de su familia .

Por Radio Maria
[1]
2
3
4
5
6
7
17
18
19
Intenciones

Intenciones
¡ALABADO SEA JESÚS! y ¡ALABADA SEA SU SANTÍSIMA MADRE!

Hermanos queridos:

Dios infunde en nosotros la gracia de querer permanecer en unión con El. 

Nuestra alma creada para la plenitud se regocija ante el llamado de su Creador. Y en ese fluir de gracia, renovada en cada horario orante de esta Red, vamos ganando pasaportes de eternidad, nos plenificamos y arrancamos una sonrisa al Corazón de Dios. 
Se prepara así nuestro espíritu para contemplar a la Madre, vestida de Sol, con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza… ser asunta al cielo en su cuerpo virginal y en su alma purísima. Nuestra alma canta con ella la grandeza del Señor porque ha mirado la pequeñez de su esclava y la ensalzó por su humildad… 
Cuántos motivos para permanecer en oración y gozarse en la esperanza de un Dios que nos ama. 

Sin él nuestra alma hubiera desfallecido.¡Es tanto el dolor que recorre el mundo! Es tanta la oscuridad, la intolerancia, los mensajes de muerte que escuchan nuestros oídos, la incoherencia en los discursos de nuestros gobernantes, que si no estuviéramos convencidos que Dios está en nosotros, que camina en medio de su pueblo, que lo sostiene y fortalece, el cansancio nos hubiera vencido.

“Señor, ¡qué numerosos son mis adversarios, cuántos los que se levantan contra mí! ¡Cuántos son los que dicen de mí: “Dios ya no quiere salvarlo”! Pero tú eres mi escudo protector y mi gloria, tú mantienes erguida mi cabeza. Invoco al Señor en alta voz, y él me responde desde su santa Montaña. Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene”. (Sal 3, 2-7)
Porque creemos en tu Palabra Señor, elevamos nuestra plegaria totalmente confiados. Porque creemos que para guiar a tu pueblo has puesto una luz de gracia en medio de él haciendo posible esta obra de María, justamente con Ella, la Inmaculada Madre de Dios, con San Maximiliano Kolbe, los ángeles y santos, nos postramos ante Ti, Señor de cielos y tierra y te suplicamos: cuida y protege la Obra que te pertenece, obra de tus manos, Obra de María. Protege Señor y haz que puedan cumplirse los proyectos que tienes pensado para tus hijos. Custodia y extiende esta red para que tu voz llegue al corazón de todos los que van muriendo a la esperanza, a la alegría. 

Cuida de tu rebaño que pasta en las praderas que vos mismo le entregas; también a sus pastores. Bendice con tu gracia a quienes escuchan tu mensaje, especialmente a aquellos que la cruz de la enfermedad los agobia y no pueden aceptar tu Voluntad. Devuélveles el ciento por uno a los que entregan su tiempo y sus talentos para que llegue tu Palabra. 
También suplicamos por nuestros países hermanos de América Latina: por Honduras, México, Venezuela, Colombia, por sus gobernantes, por los conflictos que los hiere y los divide, por las actitudes de los que gobiernan en clara afrenta a Dios. 

Por la pobreza que azota a nuestra patria y al mundo. Por nuestro planeta agobiado por los incendios, la tala de árboles, la contaminación del agua y del aire.

¡Dios y Señor! Sigue llamándonos a orar y danos la gracia de escuchar tu voz,  porque solo unidos a Ti podemos caminar en la esperanza. Porque solo en vos descansa nuestra alma. Solo en tu presencia se goza nuestro espíritu. Solo con vos podemos avanzar en medio de la oscuridad que amenaza. AMÉN
Que la Madre Asunta al cielo nos abrace siempre en la oración.

Con cariño y hasta la próxima si Dios así lo permite.

Alicia de Verón


Arriba